Las Ulceras por presión o Escaras en las personas con Discapacidad Motriz

RSS

Las Ulceras por presión o ESCARAS son un problema de salud muy frecuente en las personas con discapacidad motriz, hemos visto muchas vidas truncadas por este motivo. Pero… que son? Donde como y porque se forman? Se pueden prevenir? Y hay cura? Las escaras son úlceras que se presentan cuando la piel está sometida a una presión constante y continua, generalmente donde se encuentran protuberancias óseas, esta presión impide la oxigenación, la circulación sanguínea y la nutrición de los tejidos, que se infectan por bacterias y desarrollan heridas profundas que destruyen la piel, el músculo y el hueso en su última etapa y pueden provocar la muerte.

FACTORES DE RIESGO: Inmovilidad ( silla de ruedas), Fricción, Pérdida sensorial, Nutrición deficiente, Incontinencia o fuga de orina o heces(humedad), Edad avanzada, Infecciones, Diabetes, Lesión Medular, Delgadez u obesidad extremos, Inflamación, retención de líquidos, Mala higiene, Piel Seca
PREVENCION: Lo más importante es impedir que las escaras se formen; la movilización constante, es vital, no permanecer más de 2 horas en una sola posición. Buena alimentación (rica en proteínas, calorías y vitaminas), abundantes líquidos (agua). Higiene, mantener la piel limpia y bien hidratada (crema humectante y regeneradora). Ropa holgada. Utilizar colchones y cojines de gel, aire, espuma o saleas. Estar atentos ante la aparición de zonas rojas o irritaciones.
Examine el estado de la piel al menos una vez al día, teniendo en cuenta especialmente: Zonas expuestas a humedad (por incontinencia, transpiración, estomas, secreciones). Detectar la presencia de sequedad, excoriaciones, eritema, maceración, fragilidad, temperatura, induración. Mantenga la piel en todo momento limpia y seca. Utilice jabones o sustancias limpiadoras con potencial irritativo bajo (jabón neutro). Lave la piel con agua y jabón, realice un secado meticuloso sin fricción.

Escaras por presión Galio Crema Ultrahumectante

Aplique, GALIO CREMA DOUCE, CREMA ULTRA-HUMECTANTE para piel sensible, procurando su completa absorción, en las zonas de riesgo de desarrollo de úlceras por presión cuya piel esté intacta.


TRATAMIENTO: Cuando la escara aparece, inmediatamente se tiene que tratar ya que avanza hasta destruir los tejidos, crear “conejeras”, deteriorar la salud y perder la vida. Eliminar la presión que provoco la escara y realizar las recomendaciones anteriores, además, lavar la herida con jabón neutro, secar con un paño limpio, si aparece tejido negro (necrosis) se tiene que cortar por un profesional (enfermera ), enjuagar con agua oxigenada, secar y colocar una capa de gel regenerador 2 veces al día. Visitar al médico.
Las escaras se pueden prevenir, siguiendo estas sencillas indicaciones, evitando la difícil y penosa experiencia de tenerlas y cuando aparecen también hay forma de curarlas con el tratamiento indicado, constancia y siempre con la conciencia y responsabilidad del cuidado de nuestro cuerpo.

Siguiente Publicación

  • Norma Maldonado de la Vega