Tips para una piel hermosa

RSS

Mantener la piel bonita requiere de disciplina, muchas mujeres lo hacemos como una especia de ritual que nos relaja y disfrutamos mucho.  No es nada complicado lograr tener una piel saludable,  se trata de una cuestión de eliminar los malos hábitos y adquirir los buenos.  Definitivamente la prevención aporta más que de la corrección. Todos esos abusos que cometemos al tomar el sol en exceso, desvelarnos demasiado, fumar o tomar mucho alcohol, se pagan en un algún momento y es ahí cuando queremos el botox, el Restylane y todas las técnicas invasivas que en más de una ocasión ha quedado demostrado que existe una línea muy delgada entre verse bien o ser una caricatura de una misma.

¿Cómo cuidar nuestra piel del envejecimiento?

El tener una visión más integral y holística es  muy efectivo a la larga, en nuestro cuerpo todo está conectado y si nos ponemos a pensar los buenos hábitos hasta dinero nos ahorran.

Es difícil que durante nuestros años veintes valoremos y entendamos estos conceptos, es común que en esta década abusemos de todo, ya entradas en los treintas comenzamos a tomar conciencia y  en los cuarentas puede que nos soltemos a llorar de ver las tonterías que cometimos con nuestra piel.  Es interesante ver que la piel es el órgano más extenso del cuerpo, nos protege de todo y lo tendemos a maltratar mucho.

Aquí algunos de tips:

  • Usar Protector Solar: El sol está más fuerte que nunca. La luz solar es lo que más envejece la piel, la mancha y la hace flácida. Así que pensar que solo la debes de usar en la playa es un error. El protector solar lo debes de usar todos los días en en la playa o ciudad (aunque esté nublado).  Crème Visage de Galio Prodermo es una gran opción de protector solar facial de uso diario.  Aquí podrás encontrar un artículo  de protectores solares, cómo usarlo, qué ingredientes debes buscar, etc.  
  • Vitamina C: Si estás comiendo todos los día frutas y verduras estás cubierta en tus niveles de vitamina C, pero nunca está de más tomar un suplemento todos los días. Se ha encontrado que la vitamina C no genera niveles de toxicidad al ingerirla (como otras vitaminas que no son solubles, ejemplo: la vitamina A). La vitamina C es excelente para curar, es antiinflamatoria, es antioxidante y una manera de mantener la piel joven y suave. Ahora, no por el hecho de que sea soluble quiere decir que te tomes todo el bote. Toma 1 ó 2 durante el día. Hay masticables, efervecentes y en pastilla.
  • Piel humectada: Usar una crema humectante todos los días, previene la resequedad e irritación, ayuda a mantener tu piel flexible y confortable.  Una gran opción es Galio Creme Douce que tiene una función ultrahumectante, usala dos veces al día regularmente después de la limpieza facial y verás como tu piel lucirá bella y sana. 
  • Aceite de pescado: Tomar tus cáspulas de aceite de pescado u omega-3 es un hábito muy bueno para tu piel. La va a mantener suave, joven y humectada. Toma la cantidad sugerida del frasco que compres.
  • Serum Antiedad: Siempre es buena idea tener un poco de ayuda científica para prevenir los signos del envejecimiento.   El Serum Equilibrant de Galio Prodermo reduce las arrugas y los signos de expresión con un efecto regenerador con células made. Así que tu piel logrará un textura firme y perfectamente tersa.
  • Come verde: Todo lo que es verde es bueno para la piel por todas las vitaminas y minerales que contiene. El brocoli, apio, espinaca, lechuga, espárragos, col rizada entre muchos otros, son excelentes maneras de rejuvenecer la piel. Las verduras se pueden comer al vapor, algunas crudas o en jugo. Los famosos jugos verdes son una maravilla porque puedes tomar en un solo vaso una gran cantidad de verduras a la vez. Así que creo que invertir en un extractor de jugos vale la pena.
  • Funda de seda: Dormir con una almohada con funda de seda es otro tip para la piel, ya que evitas que se irrite con la funda que usualmente tiene una tela más áspera. Te podrás levantar sin esas marcas de almohada en la mañana y es mucho más suave para tu cara y pelo. Puedes encontrarlas en las tiendas donde venden blancos o incluso mandarte a hacer una.
  • Agua: Siempre escuchamos el dichoso consejo del agua, pero la mayoría de nosotros no toma suficiente. De hecho una buena manera de medir si estás hidratada es en la orina, si está muy amarilla quiere decir que necesitas tomar agua. 2 litros es una buena cantidad y verás que si empiezas a sustituir los refrescos o el café por agua sola, la piel se hidrata, se limpia de impurezas e incluso te desinflama.
  • Duerme: El famoso “beauty sleep” como lo dicen en inglés tiene una razón, ¡te hace ver mejor! Se sugiere dormir entre 7 y 8 horas. El sueño es lo que hace que te todas tus células se regeneren y es un factor que disminuye el estrés. Trata de irte a dormir a las 10:00 PM. Se ha descubierto que entre las 11:00 y la 1:00 de la mañana se produce la reparación de tus  glándulas adrenales, vesícula biliar e hígado. Interrumpir el sueño y  desvelarte afecta tu estado de ánimo, te estresa y afecta la apariencia de tu piel. Creo que las personas subestimamos el poder y la importancia que tiene el sueño. De hecho si las personas durmiéramos más, estaríamos menos alteradas, neuróticas e irritables.
  • Humidificador: Cuando estamos en ambientes secos, dormir con un humidificador es una gran idea, ya que va a generar humedad en tu habitación y eso te va a hidratar la piel.  Hay algunos humidificadores a los que les puedes agregar esencias.
  • Ejercicio: Trata de caminar 30 minutos diarios. El ejercicio estimula toda tu circulación, oxigena el cuerpo y te lleva a quererte hidratar ¡por lo que tomas más agua! Es una excelente manera de eliminar toxinas a través del sudor y cuando amaneces con mala cara verás que después de hacer ejercicio tu piel cambia.

 

Publicación anterior

  • . .